¿Por qué mi empresa necesita una estrategia de transmisión en directo?

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Por todos es sabido que el COVID ha atado de pies y manos a muchos comercios, artistas, creadores, marcas… Lo que les ha llevado a tener que reinventarse y utilizar la tecnología como medio para llegar a sus clientes. 

Tanto la sociedad como la economía han cambiado, se han adaptado a esta nueva realidad. Ahora hacemos más videollamadas que nunca, compartimos celebraciones a través de la pantalla y los grupos de whatsapp están llenos de audios infinitos contándonos el día a día. 

Esta cercanía, esta conexión, es la que han estado buscando también las marcas, a través de estrategias de videomarketing, para poder volver a conectar con sus clientes,  reactivarse y !vender! Sobre todo !vender!

Los números no mienten, un estudio conjunto de Livestream y The New York Times muestra que el 80% de los usuarios de las redes sociales prefieren ver videos en vivo de una marca que leer un blog, y un 82% prefiere el directo a cualquier tipo de publicidad. Y es que el Live nos acerca a lo real, a lo humano, a lo de siempre.

Es por ello que millones de marcas, pero también agricultores, tiendas de barrio, agencias de viajes, gimnasios… se han lanzado al live streaming shopping ¿y porqué? Porque les permite no solo vender a sus clientes de siempre sino también  llegar a una mayor audiencia y,  sin moverse de casa,  miles de personas pueden conectarse a la vez para descubrir nuevas tiendas, marcas, ver lanzamientos de productos, asistir a showrooms, desfiles… En resumidas cuentas, adaptar todo aquello que hacíamos antes de manera offline y cara a cara, a un entorno digital con las mismas posibilidades y además sin barreras de espacio o costes fijos.

Según datos de Grand View Research, el mercado global de transmisión de vídeo alcanzará los 184,27 mil millones de dólares para 2027, lo que lo convertiría en uno de los medios más valiosos para la promoción de la marca. Además, también publica que el 80% de los consumidores, prefieren el vídeo en directo a un blog o publicaciones en redes sociales. Cuando un cliente disfruta de un vídeo, la intención de compra se eleva al 97%. ¿Increíble verdad? El poder de dar vida a los productos es lo que tiene 😉

Estos datos no son de extrañar, el live streaming shopping es el único medio que tienen las marcas para poder contar su historia, enseñar sus productos y hablar con su audiencia. Una imagen física o un anuncio de 30 segundos, no tienen el poder de transmitir todo lo que hay detrás del trabajo y sacrificio de cada negocio. No permite conocer quién hay detrás, cuales son sus valores. Además, no hace falta decir que los consumidores están cada vez más cansados de los anuncios de siempre, y que muchas veces la publicidad les parece poco veraz.

El cara a cara es la mejor forma de comunicación, crea una sensación de inclusión y conexión que es difícil de replicar. Vender a través de live streaming shopping es una estrategia clave para desarrollar autenticidad, mostrando un propósito y generando confianza con clientes nuevos y potenciales.

Además de todo lo descrito, también hay que tener en cuenta que el live streaming supone una estrategia de marketing muy completa:

  • SEO: Añadir vídeos en tu web mejora tu posicionamiento, y esto hará que recibas muchas más visitas de clientes potenciales.
  • Viralidad: Ahora mismo no hay nada más viral que un vídeo, y sino echa un ojo a TikTok con sus reels o Instagram con sus stories.
  • El tráfico se convierte en tráfico de calidad: La gente que entre en tu web o canal porque han visto uno de tus live streaming shows, serán personas verdaderamente interesadas en tus productos, por lo que la conversión será mucho más alta.
  • Trabajas la marca: A través de los vídeos y los shows en directo, estás promocionando tu marca y ganando visibilidad, lo que te ofrecerá más presencia. La calidad del contenido y su recurrencia serán clave.
  • Aportar más valor a más gente en menos tiempo: Seguro que pasas horas contestando a mensajes de atención al cliente, dudas, consultas, las redes sociales, el blog… En un solo video en directo podrás dar respuesta en minutos a aquello que tardabas horas picando en el teclado.
  • Más engagement: Se estima que en un directo el número de comentarios se puede multiplicar por 10. ¡Claro! Si permites a los clientes que interactúen contigo y entre ellos, generarán más conversaciones alrededor de tus productos.

Muchas marcas tienen pánico a ponerse delante de la cámara y hacer un directo ¿y si meto la pata? ¿y si la gente se aburre? ¿qué digo? Y se siguen escondiendo detrás de los anuncios estáticos con imágenes preciosas y perfectas. ¿No atiendes a tus clientes en tu tienda? o ¿No vas de vez en cuando a ferias o eventos de networking? Pues al final es lo mismo, la única diferencia es que  os separa una pantalla. 

Un vídeo en streaming no es más que una conversación con tus clientes habituales y potenciales, donde les das consejos, resuelves dudas y enseñas los productos que necesitan comprar. Y si te equivocas ¿qué pasa? No pasa nada, ahora más que nunca lo humano, lo auténtico y verdadero es lo que más conecta e importancia tiene para todos. 

Deja que tus clientes te conozcan, te sigan y amen lo que haces. Únete a Onlive.site

BY MERITXELL MOLINA—–Director of business development… Live streaming shopping lover

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp